Gatillo fácil

Gatillo fácil

A los policías se les disparan las balas. Las balas están para matar a los pobres, porque las inventaron los ricos.
Los policías disparan y los pobres mueren, mientras los ricos se regocijan y piden más policías en la calle para que mueran más pobres bajo el fuego de las balas que ellos inventaron.
El gobierno, que es de los ricos, pone más policía en la calle.
* * *
Tengo una amiga a la que se le disparan sonrisas. Yo se lo digo y la felicito y me responde que hay que disparar todo lo que despierte emoción.
Si disparamos el beso susurrado al oído de los amantes, entonces mataremos la soledad.
Si disparamos los ojos temblorosos y húmedos del anciano que recuerda a todas las mujeres de su vida, entonces mataremos la tristeza.
Si disparamos ese último abrazo quebrado, antes del exilio, entonces mataremos el orgullo.
Si disparamos la lucha de las madres de pañuelo blanco, entonces mataremos la infamia.
Si disparamos la dignidad de un pueblo insurgente, entonces habremos matado al sometimiento.
para Vero, de la República de Firmát.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *